viernes, 11 de enero de 2013

La flor del cerezo

¿Dónde radica la belleza; hasta dónde alcanza la hermosura estética y de qué manera trasciende en nosotros; se puede lograr su eternidad?

Es tradición inmemorial en Japón contemplar el nacimiento de la sakura -la flor del cerezo- durante el período de tiempo que abarca desde finales de marzo a principios de abril, es decir, un breve, efímero período de tiempo, un suspiro. Una forma de expresión de la más sublime belleza apenas dura los instantes necesarios para ser percibida por los sentidos humanos; suficiente para dejar una huella en el alma que perdure toda la vida. No somos eternamente jóvenes ni bellos... ¿qué nos queda al final?



FLOR DE CEREZO

Nace la flor de cerezo
en tardíos días de abril,
bebiendo llantos de invierno,
bañada por luz sutil.

Sutil la mima naciente sol
y brisa mece su cuna:
nace como el primer amor,
rosa balada de tuna.

Tuna orquestada por garzas,
canción que al abrirse suena;
nace la flor anhelada,
y al son de la brisa vuela.

Vuela la flor de cerezo
ante los ojos que la ven,
ensimismados en su vuelo,
en su elegante caer.

Caer que detiene el tiempo
con certeras pinceladas;
obra de arte en movimiento,
cae la flor más deseada.

Deseada por ser hermosa,
mil anhelos en su enagua;
esos ojos que la adoran,
la ven hundirse bajo el agua.

Agua tan profunda como
ellos mismos que la sienten
de marcharse sin retorno,
ir al fondo lentamente.

Lentamente y sin parar,
a los ojos va muriendo,
tan efímera e inmortal,
se hunde la flor de cerezo.

Cerezo ya sin su flor,
una lágrima de tristeza;
se cierran al nuevo amor
los ojos sin su belleza.

Belleza no da felicidad,
mas felicidad es belleza;
Amor es bello sin más:
 ahí radica su grandeza.


13. Flor de Cerezo
Versos en la Ensoñación
Pedro M. Cepedal Flores

sakura
Cerezo en flor con el Monte Fuji al fondo, Japón.


5 comentarios:

  1. Muy delicado, me gusta mucho

    ResponderEliminar
  2. Humanísimo poema repleto de sutileza y profundas reflexiones. Un placer leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por sus palabras hacia mi poema, me dan un gran impulso para continuar el camino que he emprendido hace relativamente poco en la poesía, mi verdadera pasión y vocación. Es un honor para mí que se haga seguidor de este humilde espacio mío, ¡gracias!

      Eliminar
  3. Muy bueno, felicidades! Me ha gustado mucho de verdad.

    ResponderEliminar