viernes, 22 de febrero de 2013

Aceras mojadas...


BAJO LA LLUVIA


   Por la mañana el bullicio se siente cómodo: los paraguas chocan en vibrantes duelos por conquistar la estrecha acera; los coches pitan y pitan a los pies de grandes edificios en el centro de la ciudad, deseando ser tanques para aplastar a los de delante; un autobús, abusando de su tamaño, rompe el charco que estaba siendo perforado por las gotas de lluvia, mordiendo los bajos de inocentes pantalones que tan sólo pasaban por el lugar equivocado en el momento equivocado; en el interior, se respiran la humedad de las telas mojadas y las toses de quienes ponen pocas barreras a la invasión de sus gérmenes; de vuelta al exterior, la humedad ya no reina, sino que se conforma con compartir con el carbono las vías respiratorias.

   Por la noche no hay bullicio: la acera ha sido abandonada y yo la recojo, la recojo en mis pensamientos y en las suelas de mis zapatos; la recojo para compartir con ella la lluvia y un instante de soledad, aprovechando la bajamar de la ciudad…


Caminando bajo la lluvia                 
por las aceras mojadas,
con el frescor de la noche
y disfrutando del agua.

Caminando bajo la lluvia                     
con mis dos piernas cargadas,
michaeljackson-stranger-moscow
Fotograma del videoclip 'Stranger in Moscow', Michael Jackson
despacio –resbala el suelo-,
sin prisa por llegar a casa.

Caminando bajo la lluvia
por las aceras mojadas;
por una calle en penumbra
de la ciudad iluminada.

Pícara, la lluvia me pone
a resguardo en soportales
que forman bellas cascadas,
engalanados cortinajes.

Caminando bajo la lluvia
por las aceras mojadas,
evocando mil momentos
del pasado y de mi amada.

¡Qué falta que hacías, lluvia!
Qué falta, aquí en mi Málaga.
¡Qué falta que hacías, lluvia!
Qué falta… a mí, en el alma.


Bajo la Lluvia
Inédito
Pedro M. Cepedal Flores

6 comentarios:

  1. Me encanta leerte, que bien escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, fiel lectora, no se merecen.

      Eliminar
  2. Monsieur, algún día sus escritos dejarán de ser inéditos y veremos el relato de hoy impreso en un libro.
    El agua de nuevo se convierte en motivo de inspiración para usted, esta vez en forma de lluvia.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por sus palabras, Madame. El mundo editorial está siendo muy duro en los últimos años, mas aun así tengo en mente sacar algún proyecto adelante.

      El agua es inherente a mí desde pequeño, quizás influya el hecho de ser Piscis, no lo sé...

      Agradezco, como siempre, su visita.
      Feliz día, Madame.

      Eliminar
  3. Pedro, la poesía como el agua de la lluvia siempre es necesaria.
    Buen poema amigo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y por pasarte por mi pequeño espacio; es una interesante reflexión la que extraes de este poema.

      ¡Bienvenido!

      Eliminar