jueves, 21 de marzo de 2013

No eres Tú


¡Oh, no eres tú mi cantar!
¡No puedo cantar, ni quiero
a ese Jesús del madero,
sino al que anduvo en el mar!



cristo-mena-malaga
Stmo. Cristo de la Buena Muerte (Mena), Málaga
   Lo dijo Antonio Machado, con una sensibilidad y sencillez únicamente calificables como magistrales: él no quería al Jesús clavado en la cruz, muerto o agonizando; él quería cantarle y celebrar al Jesús vivo, el que obraba milagros, consistentes en ayudar a unas gentes cuando nadie más se molestaba en hacerlo y lo más que merecían era el desprecio y el rechazo de los afortunados que se encontraban en una situación más venturosa que ellos. Exactamente igual que ocurre ahora. Miles de años de historia y nada ha cambiado...

   ¿Qué sentido tiene adorar, que no venerar o admirar, a una talla de madera, hasta el punto de discutir acerca de cuál es el mejor Cristo o Virgen empleando argumentos propios de un debate futbolístico, como si de dirimir si es mejor el Madrid o el Barça se tratara?¿Qué sentido hay en el circo de organizaciones que se hacen llamar hermandades y cofradías y que únicamente compiten entre ellas por alzarse coronadas como las más fastuosas y ostentosas? Ni más ni menos que el sentido que posee el hecho de que cientos de personas contribuyan a su sostenimiento pagando cuotas periódicas, túnicas, capirotes, puesto en la procesión, “donativos” y un inacabable etcétera. ¿Motivos de fe? Sí, de fe en el ego que genera la buena aceptación social de participar de esta fanfarria. Tengo amigos muy cofrades que me responderían alegando que estas instituciones realizan labores sociales y obras de caridad, mas considero que en ningún caso son comparables al despilfarro que sobre sí mismas vierten.



¡Cantar del pueblo andaluz
que todas las primaveras
anda pidiendo escaleras…


   Y sillas para disfrutar sentado de esta fiesta –a un precio muy alejado de ser simbólico-. Porque es una fiesta, y en ella participan no sólo gentes de Andalucía, sino de toda España y de todo el mundo. Semejante carrusel ha de estar a la altura de las expectativas de tamaño público, por lo que no se escatima en gastos a la hora de derrochar en tronos bañados de oro, bordados de lujo, montones de flores, bandas de música y actores en muy estimada colaboración especial, como son legionarios, paracas y demás nobles Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado, llevando a cabo excelsa demostración de su habilidad para hacer juegos malabares con sus armas.


jesus-cautivo-señor-malaga
Nuestro Padre Jesús Cautivo, Málaga
¡Cantar de la tierra mía
que echa flores
al Jesús de la agonía
y es la fe de mis mayores!


   Es innegable el valor histórico, artístico y cultural que tiene la Semana Santa, pero creo, muy a mi pesar, que su valor religioso -su valor original y fundamental- se ha extinguido. “La fe de mis mayores” ha sido sustituida por la ambición de mis no tan mayores y la hipocresía de mis congéneres. La visita a los enfermos del Hospital Civil de Nuestro Padre Jesús Cautivo pierde crédito al comprobar la desagradable e impropia algarabía que se forma en la cola de promesa que acompaña al ‘Señor de Málaga’, un espectáculo totalmente desvirtuado de su sentido originario. Ir de promesa acompañando a una imagen religiosa supone el compromiso de cumplir con una penitencia o motivación personal e intrínseca; hacerlo para ser visto por conocidos y allegados, y saludar y reír como si en un bar se estuviera, creo que está totalmente fuera de lugar. Es sólo un ejemplo de tantos que podría enumerar, como el ominoso trono de la Virgen de la Esperanza, un auténtico galeón recubierto de joyas, o el jolgorio con aroma de feria que provoca el paso de la Virgen del Rocío, ‘la Novia de Málaga’. Sobre este último caso, tengo que decir que, como hermano de esta cofradía -si bien sólo participo en la procesión- me afecta especialmente el frenesí al que aludo. ¿Mis motivos para ser parte “en la fiesta”? No los sé, tal vez el pensamiento de no participar en la fiesta sino cumplir con una obligación interna; quizás la veneración a esa talla de madera –nunca adoración-; o puede que un sentimiento más profundo y una fe la cual no consigo llegar a comprender.

   No puedo ni quiero cantar al Jesús del madero… ni al de madera. Éste es recuerdo del sacrificio que hizo por la humanidad, pero también lo es de que la humanidad le mató. Si hemos cambiado algo, si hemos mejorado algo, celebremos su vida. Con un gran poema de Machado, una estupenda marcha de Semana Santa y la conmovedora interpretación de Joan Manuel Serrat.


Pedro M. Cepedal Flores

La Saeta, por J.M. Serrat






8 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo,respeto las tradiciones,pero no tiene nada que ver con lo que nos trasmitio el nazareno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar, me alegra que opines de forma similar. Un saludo.

      Eliminar
  2. A mi me duele ese derroche de las cofradias, mas en estos tiempos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nos duele a todos, pero no son las únicas que derrochan, por desgracia. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Una crítica constructiva, aunque serán muchos los que nos llaman herejes.
    Soy del pensar que cada cual haga de su capa un sayo, siempre que deja al del al lado, hacer lo mismo.

    Buena entrada, compañero. Saludos, Ann@

    ResponderEliminar
  4. Creo que más herejes son los que idolatran a una talla de madera, pero en fin... Yo también opino que cada uno haga y piense lo que quiera, siempre que lo haga desde el respeto, pero es verdad que hay cosas que irritan...

    ¡Muchas gracias por tu visita y comentario, Anna, un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    PEDRO

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE DJANGO, MASTER AND COMMANDER, LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC…

    José
    Ramón...


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus bellas palabras y por quedarte en éste, mi espacio. Acabo de conocer tus Horas Rotas, ¡gran espacio!

      Un saludo y bienvenido.

      Eliminar