sábado, 20 de abril de 2013

Veinte de Abril


VEINTE DE ABRIL

A mi persona especial, en su día especial.


Veinte de abril ha traído
veintidós abriles claros:
dos cisnes, un sólo nido;
cisnes de vuelo enlazado.

El vuelo de un corazón
en las alas magullado;
resistir de un corazón
cansado y apaleado.

Mas quiero pedirte, cisne:
¡no lo des por enterrado!
Sigue latiendo las alas,
mi cisne, sigue nadando;
sigue lustrando los ojos
que del sol has heredado.

No te sientas perdido entre
la luz trémula del lago:
más poderosa es tu luz,
estela que hace mi nado;
que yo te sigo, mi cisne,
¡ay, te sigo y te acompaño
por las claras y las nieblas
de las aguas de este lago!

Veintidós abriles cumple;
dos cisnes, un mismo nado
un veinte de abril tras otro,
hasta entonar nuestro canto.


kinukoycraft
Ilustración por Kinuko Y. Craft





Veinte de Abril
Inéditos
Pedro M. Cepedal Flores

10 comentarios:

  1. Preciosa poesía, amigo Pedro. Un homenaje en toda regla.

    Disfrutad del día. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas felicidades para esa persona especial, aunque como suele ser habitual en mí llego un día tarde a los cumpleaños.

    Espero que hayan tenido una hermosa celebración.

    Feliz tarde de domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su felicitación, Madame, celebro que le haya gustado el poema.

      Eliminar
  3. Estoy seguro de que es una persona muy especial, así lo transmite el texto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Alex, me alegra que te haya gustado el poema. ¡Un saludo!

      Eliminar
  4. Podría darte 20 enhorabuenas. Es una gran poesía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, Jorge. ¡Bienvenido!

      Eliminar
  5. No dejes que tu corazón se sienta cansado y apaleado. Si sigues a un cisne de veintidós abriles - creo - es que tu corazón es joven, está casi recién salido del nido. Que diríamos los cisnes cansados por los años que ya solo nos atrevemos a nadar en aguas cálidas.

    Felicidades poeta, aunque vengan atrasadas.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tus palabras, me ha gustado mucho tu comentario. Cada etapa de la vida tiene sus aguas, pero es una pena que los cisnes jóvenes se dejen llevar por la corriente cuando tienen plena fuerza para remontarla.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar