domingo, 7 de abril de 2013

Velas en la Oscuridad


En la más absoluta oscuridad, la luz de una vela puede iluminar un mundo de sueños, esperanzas e ilusiones... o puede no servir más que para dar tenues formas a los horrores que tras ella se esconden.


Poema 2

En su llama mortal la luz te envuelve. 
Absorta, pálida doliente, así situada 
contra las viejas hélices del crepúsculo 
que en torno a ti da vueltas. 

Muda, mi amiga, 
sola en lo solitario de esta hora de muertes 
y llena de las vidas del fuego, 
pura heredera del día destruido. 

Del sol cae un racimo en tu vestido oscuro. 
De la noche las grandes raíces 
crecen de súbito desde tu alma, 
y a lo exterior regresan las cosas en ti ocultas. 
de modo que un pueblo pálido y azul 
de ti recién nacido se alimenta. 

Oh grandiosa y fecunda y magnética esclava 
círculo que en negro y dorado sucede: 
erguida, trata y logra una creación tan viva 
que sucumben sus flores, y llena es de tristeza.


Poema 2
Veinte poemas de amor y una canción desesperada
Pablo Neruda


velasenlaoscuridad-chagall
Velas en la oscuridad, M. Chagall

6 comentarios:

  1. A mí el tema de las velas que iluminan y crean sombras y oscuridades al mismo tiempo me recuerda a la pintura barroca del pintor francés Georges de la Tour. Si no lo conoces, échale un vistazo porque creo que te va a gustar cómo utiliza la luz y la sombra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo conocía pero, efectivamente, tras mirar algunas de sus obras te doy la razón acerca de cómo maneja luces y sombras. Siempre es bueno aprender cosas nuevas, ¡muchas gracias... y también por la visita!

      Eliminar
  2. Hoy estoy de suerte. Si nuestros amigos anónimos castellanos han elegido a uno de mis prerrafaelitas favoritos, ahora me encuentro con que también lo hace usted con quien es sin duda uno de mis poetas preferidos, y además con esa obra.

    Un placer, como siempre, pasarme por su espacio.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Neruda es un océano de poesía del que aún me falta mucho por navegar y bucear; con el tiempo irá apareciendo más por estos lares.

      Me alegra que le haya resultado tan grata la visita, Madame, ¡muy buenas noches!

      Eliminar
  3. Parece mentira que estos versos los escribiera un joven apasionado de 18 o 19 años.
    Increíble el amigo Neruda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que son poemas tremendamente profundos para ser tan joven, aunque no creo que la edad sea un impedimento. De todas maneras,en la poesía posterior de Neruda se ve claramente cómo evoluciona y mejora en sus recursos. Aun así, la calidad y la pasión de esta obra es impresionante.

      Muchas gracias por pasarte, ¡un saludo!

      Eliminar