lunes, 29 de agosto de 2016

En un lugar desolado


   Saludos a todos los Lectores y asiduos de este espacio.

   Estoy convencido de que resultará una sorpresa para vosotros ver en vuestros Escritorios la notificación de una nueva entrada en El Trovador Errante. No es para menos, han pasado casi tres años desde la anterior, un tiempo nada desdeñable -o un suspiro, según se mire-.

   Mas me temo que ésta será, efectivamente, la última entrada en este espacio. He meditado sobre si cerrarlo definitivamente, o dejarlo abierto para que quienquiera que se extraviase hasta aquí pudiera pasar un buen rato entre sus páginas si es que le resultaban de su agrado. Finalmente, me decanto por esta segunda opción, por lo que dejaré que sea el tiempo quien, como a esos hermosos edificios en desuso de siglos pasados, decida su porvenir.

   Ahora viene la segunda y más motivadora noticia para mí. He continuado dedicándome a la Poesía y evolucionando con ella, así como, por supuesto, he continuado leyendo y disfrutando de la música y el arte. Y me encuentro en un momento en el que, con una súbita pero titilante energía, prácticamente sin haberlo planeado y sin saber adónde llegaré, me embarco en un nuevo proyecto en forma de nuevo espacio, para dar a conocer esa evolución poética y personal en la que he estado sumido todo este tiempo.

   Sin más, os invito a que continuéis disfrutando de la lectura de la Poesía en un lugar desolado entre tantos otros vacuos mundos.

En un lugar desolado
http://losvacuosmundos.blogspot.com.es/



   ¡Hasta pronto!


Pedro M. Cepedal Flores

'La Persistencia de la Memoria', E.S. Dalí.